Nacionalidad Española

Nacionalidad Española2018-09-12T05:50:56+00:00

Nacionalidad Española

Es la cualidad de una persona determinada por el vínculo o la relación que la une con un determinado Estado.

Pueden solicitar la nacionalidad española las siguientes personas:

  • El interesado por sí mismo siempre que sea mayor de 18 años o se encuentre emancipado.

  • El mayor de 14 años capaz para prestar una declaración por la que jure o prometa fidelidad al Rey u obediencia a la Constitución y a las leyes.

    Para que la nacionalidad española por residencia sea concedida es necesario que el interesado haya residido de forma legal y continuada en España y dicha residencia haya durado, al menos, 10 años.

    En el caso de las personas que hayan obtenido asilo o refugio será suficiente el transcurso de 5 años y se exigirán 2 años en el caso de nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o los sefardíes.

    Existen casos concretos en los que el periodo de residencia exigido por la ley se reducirá:

  • A un año para los nacidos en España, también para los hijos de padres extranjeros con residencia legal en España.

  • A un año para el que haya estado sujeto legalmente a tutela, guarda o acogimiento de una persona o institución española durante dos años consecutivos, incluso si continuara en esta situación en el momento de realizar la solicitud.

  • A un año de residencia legal y continuada para los cónyuges de españoles.

  • Un año para el que no ejerció en plazo su derecho a adquirir la nacionalidad por opción.

  • Un año al viudo o viuda de español, si al momento de producirse el fallecimiento no se encontraban separados de hecho o judicialmente.

  • Un año al nacido en el extranjero, hijo de padre o madre, abuelo o abuela que hubiesen sido españoles.

  • El nacido fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles.

  • Los naturales de los países latinoamericanos, no tienen la obligación de renunciar a su nacionalidad de origen para obtener la española ya que se les reconoce el derecho a poseer la doble nacionalidad.

La nacionalidad puede ser de diversos tipos según las circunstancias en que se adquiere:

Por origen

Por adopción

Por carta de naturaleza

Por opción

Por simple presunción

Por Residencia

El Congreso de los Diputados aprobó en 2015 el Proyecto de Ley que concede la nacionalidad española a los descendientes sefardíes de los judíos expulsados de España en el siglo XV.

Judíos sefardíes

La nacionalidad es el vínculo jurídico que une a la persona con el estado y tiene la doble vertiente de ser un derecho fundamental y constituir el estatuto jurídico de las personas. Por esta relación, el individuo disfruta de unos derechos que puede exigir a la organización estatal a la que pertenece y ésta, como contrapartida, puede imponerle el cumplimiento de una serie de obligaciones y deberes.

En esta circunstancia, podrá concederse la nacionalidad española por carta de naturaleza a los sefardíes originarios de España.

El Congreso de los Diputados aprobó en 2015 el Proyecto de Ley que concede la nacionalidad española a los sefardíes descendientes de los judíos expulsados de España en el siglo XV. La norma suprime la necesidad de residencia en España y no exige la renuncia a la nacionalidad anterior.

Esta ley abrió una vía específica para esta comunidad que previsiblemente se cerrará en octubre de 2018, aunque el Gobierno podrá prorrogar un año más su validez.

Por lo que ahora los judíos sefarditas disponen de tres vías para adquirir la nacionalidad española:

1 • Ley 2015: para los sefardíes originarios de España que prueben dicha condición y una especial vinculación con España, aun cuando no tengan residencia legal en nuestro país.

Las dos siguientes serán aquellas que continuarán existiendo cuando se cierre el proceso de la ley de 2015:

2 • La residencia: los judíos sefarditas, independientemente de su nacionalidad, pueden solicitar la
nacionalidad española tras dos años continuados, legales y anteriores a la solicitud de residencia en España.

3 • La Carta de Naturaleza: los judíos sefarditas, independientemente de su nacionalidad, pueden solicitar la nacionalidad española por esta vía sin tener que reunir los requisitos de residencia. La concesión de nacionalidad por carta de naturaleza es una facultad discrecional del Consejo de Ministros, que se tramita cuando concurren circunstancias excepcionales. Corresponde al Consejo de Ministros, por tanto, determinar si, en relación con cada solicitud individual, concurren dichas circunstancias excepcionales y, por tanto, resolver discrecionalmente sobre su concesión.

La adquisición de la nacionalidad española por cualquiera de estas vías no implica perder la nacionalidad de origen del interesado.

Se conoce por este nombre a los judíos que vivieron en la Península Ibérica y, en particular, a sus descendientes, aquéllos que tras los Edictos de 1492 que compelían a la conversión forzosa o a la expulsión tomaron esta drástica vía. Estas tres vías se aplican SOLO a los judíos sefarditas que puedan certificar esta circunstancia.

Para poder certificar que el interesado tiene efectivamente orígenes sefardíes, la ley establece que se valorará en conjunto 7 tipos de documentación. Los requisitos para la acreditación de la condición
de judío sefardí son complicados y requieren la aportación de documentación específica. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos de la documentación requerida, la forma de aportarla, qué documentos son válidos y cuáles no y te asesoraremos durante todo el procedimiento para que ésta concluya con éxito.

Por último el interesado debe saber que la ley exige superar dos pruebas, una de idioma (salvo que tu país de origen tenga por lengua oficial el español) y otro de cultura (CCSE). Ambas pruebas son organizadas por el Instituto Cervantes.